domingo, 29 de marzo de 2015

Mejora la imagen que tienes de ti mismo

Si quieres experimentar una vida plena, sentirte satisfecho con quien eres, tener nuevas oportunidades y experimentar relaciones más satisfactorias, necesitas rescatar y resaltar tu valor personal para creer que sí lo mereces y que puedes tenerlo.

Eres tú quien tiene que aprender a conducir tu propia vida con madurez y libertad, a asumir la responsabilidad de tus actos y de tus elecciones. Recuerda que tienes uno de los regalos más grandes que nos ha dado el universo: el libre albedrío, esto significa que puedes elegir cómo vas a vivir cada situación o etapa en tu vida.

No te dejes afectar o manipular por los demás, en especial cuando sus artes van dirigidas a sacar algún tipo de beneficio de ti. Muchas personas te manipulan sin que te des cuenta, haciéndote sentir responsable o culpable de una situación, y, al tratar de complacerlos, vas convirtiéndote en una persona que no eres, hasta esconder tu verdadera identidad.

Anímate a elegir tu propio camino, a buscar tu lugar en el mundo, y a preguntarte qué es lo que verdaderamente te da felicidad, qué te llena y qué hace feliz tu corazón, quién eres, cuál es el verdadero sentido de tu vida. Descubrirte y aceptarte te ayudará a encontrar tu lugar en el mundo, y una vez lo tengas dedícate a vivir con pasión, responsabilidad, amor y verdadera entrega.

Claves para recuperar tu valor personal
Sé auténtico. Recuerda que eres una persona muy especial, hecha a imagen y semejanza de Dios, con cualidades y talentos maravillosos. Atrévete a ser auténtico, no tengas miedo de mostrarte como eres, sé tú mismo. Evita a imitar a otros para ganar su aprobación o compañía.

Gana autonomía. Sé tú mismo, analiza la situación que enfrentas y saca tus propias conclusiones. Mantén un criterio propio y no te dejes influenciar por los demás sin verificar la veracidad de su información.

Atrévete a tomar decisiones. Hay un momento en la vida en el que tienes que comenzar a ser responsable de tomar tus propias decisiones y elecciones, al mismo tiempo que asumes las consecuencias de la mismas con madurez y compromiso.

Conviértete en tu mejor amigo. Siéntete a gusto en tu compañía, disfruta de la soledad y úsala como un aliado para observarte y hacer los cambios necesarios en tu forma de pensar, en tu actitud y comportamiento, para que te conviertas en la persona que deseas ser y puedas proyectarte hacia el mundo con sencillez y confianza.

Maytte Sepulveda