jueves, 16 de julio de 2015

La madurez

Madurez es la habilidad de controlar la ira y resolver las discrepancias sin violencia o destrucción. Madurez es paciencia.

Es la voluntad de posponer el abrazo inmediato en favor de un beneficio de largo plazo.

Madurez es perseverancia, es la habilidad de sacar adelante un proyecto o una situación a pesar de fuerte oposición y retrocesos decepcionantes.

Madurez es la capacidad de encarar disgustos y frustraciones, incomodidades y derrotas, sin queja ni abatimiento. Madurez es humildad. Es ser suficientemente grande para decir “me equivoque”. Y cuando se esta en lo correcto la persona madura no necesita experimentar la satisfacción de decir “Te lo dije”.

Madurez es la capacidad de tomar una decisión y sostenerla. Los inmaduros pasan sus vidas explorando posibilidades para al fin no hacer nada.

Madurez significa confiabilidad, mantener la propia palabra, superar la crisis. Los inmaduros son maestros de la excusa. Son los confusos y desorganizados. Sus idas son una confusión de promesas rotas, amigos perdidos, negocios sin terminar y buenas intenciones que nunca se convierten en realidad.

Madurez es el arte de vivir en paz con lo que no se puede cambiar.

Desconozco a su autor


Es posible

¡Tu imaginación puede transformar tu apariencia física! Imagínate con los ojos chispeantes, el rostro resplandeciente y una personalidad radiante.

Entonces, mantén presente en tu mente esa imagen, y te convertirás en esa clase de persona…
La belleza está en la mente, no en la piel. Porque tú eres tan bello, o tan feo, como crees que eres.

Si te imaginas que eres agradable, amistoso, alegre, y de personalidad chispeante, tu imaginación te convertirá exactamente en ese tipo de persona.

Comienza hoy a ejercitar esta imaginación positiva. ¡Descubrirás que los músculos de la sonrisa se te fortalecen tanto que tu aspecto facial se transformará realmente!…

El éxito no es lo opuesto del fracaso. Un corredor bien puede llegar último, ¡pero si bate su propio récord, es un éxito!
El éxito sólo se mide por lo que uno es, no por lo que tiene. ¡Todos tienen dentro de sí el potencial para esa clase de éxito!…

¡El pensador de posibilidades jamás dice que no a ninguna idea que tenga alguna posibilidad para el bien!…
De todas las personas que viven sobre el planeta Tierra, no hay más que una que tenga el poder, con su voto, de matar tus sueños. ¡Y esa persona eres tú! ¡Y también tienes el poder de un voto vivificante y lleno de esperanzas, que diga que sí a tus sueños!

Desconozco a su autor