jueves, 23 de julio de 2015

Luz y camino

No dejes de marchar cuando hay camino, deja que tus pies abran el tuyo; ni te detengas cuando se ha hecho oscuro, ilumina tu andar con la luz que hay en ti mismo.
La oscuridad más terrible no es la que te rodea, sino la que te habita; y la luz mas bella no es la que te ilumina desde afuera, sino la que asoma en tus ojos, desde adentro.
No exijas más luz que la necesaria para ver lo necesario, ni más camino que para andar esta jornada.
El camino más malo no es tan malo, si por él vas a tu meta; y el camino más bueno no es tan bueno, si por él no llegas a destino.
No sabrás si hay luz mientras tus ojos no se hayan abierto; ni sabrás si hay camino mientras tus pies no hayan andado .
Si arde encendida la lámpara de tu interior, caminarás en la luz en medio de tinieblas; si tu lámpara interior se apaga , en medio de la luz caminarás a oscuras.

Desconozco a su autor


El arte de vivir

Todos anhelamos una existencia gratificante y feliz. Lograrlo es relativamente fácil. Basta llevar una vida equilibrada y sencilla pero plena de amor hacia nosotros mismos y a cuanto nos circunda.

El amor es una fuerza que nos hace anhelar y buscar con pasión alegre y serena todo lo verdadero, lo bello y lo bueno; es un sentimiento que surge desde nuestro interior y se manifiesta en la satisfacción de ser, en la alegría de vivir, y en la aceptación, cultivo y aprecio hacia todo aquello que somos, hacemos, tenemos y experimentamos.

El amor nos invita a ser mas, a disfrutar mas, a trabajar mejor, pero conservando la paz interior y la armonía con todo lo existente, abarcando a partir de nosotros mismos a todo el mundo en el horizonte de nuestros afectos.

Se trata de una invitación a no vivir a medias sino con dimensiones infinitas y eternas, en apertura a todo el Universo, ya que aislados de la totalidad somos insignificantes, pero en unión armoniosa con el Universo nuestras vidas se revisten de sublimidad y de grandeza…

Desconozco a su autor