miércoles, 19 de agosto de 2015

Madurez es...

Madurez es saber controlar la ira y zanjar las diferencias sin violencia, ni destrucción. Significa paciencia. Es la libertad de saber rechazar un placer momentáneo en aras de una felicidad duradera.

Madurez es perseverancia y habilidad para llevar a cabo un proyecto a pesar de los obstáculos o descorazonantes fracasos. Es la capacidad de enfrentarse a las desgracias, frustraciones, molestias y derrotas sin lamentaciones ni colapsos.

Madurez es humildad. Tener el valor de reconocer cuando se está equivocado. Si la razón está de nuestra parte, no experimentar la satisfacción de decir "yo lo advertí".

Madurez es tomar una decisión y sostenerla. La gente inmadura se pasa la vida explorando sin posibilidades, sin fin y termina por no hacer nada positivo.

Madurez significa cumplir con la palabra dada. Las personas que carecen de ella son maestras en las disculpas, son aquellas que viven confusas, que se convierten en una cadena de promesas rotas, de amistades pasajeras, de cosas y negocios sin terminar.

Madurez es el arte de vivir en paz con situaciones que no podemos cambiaron tener el valor de cambiarlas cuando las circunstancias así lo exigen.

Desconozco a su autor

Temía...

Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mi mismo.

Temía fracasar, hasta que me di cuenta que únicamente fracaso si no lo intento.

Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que me di cuenta de que de todos modos opinarían de mi.

Temía me rechazaran, hasta que entendí que debía tener fe en mi mismo.

Temía al dolor, hasta que aprendí que éste es necesario para crecer.

Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.

Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final, sino más bien un comienzo.

Temía el odio, hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que Ignorancia.

Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mi mismo.

Temía hacerme viejo, hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día.

Temía al pasado, hasta que comprendí que no podía herirme más.

Temía a la oscuridad, hasta que vi la belleza de la luz de una estrella.


Desconozco a su autor