viernes, 6 de noviembre de 2015

La vida es hoy

La vida es hoy. En el ayer quedaron los recuerdos amorosos y los inevitables dolores.

Hoy, esos amores y esos sufrimientos viven en nuestra memoria y a menudo nos visitan, pero con una intensidad distinta a la que tuvieron en el preciso momento en que ocurrieron.

Mañana seguirán estando, seguramente, y sumados a las nuevas emociones que nos depare vivir.

El pasado, con sus momentos felices, es entonces una añoranza irrecuperable.

El futuro, ese futuro que nos encargamos de llenar con expectativas venturosas o con temores quizá infundados, es incierto.

Por eso la vida es hoy.

Esta aseveración, elemental, es casi una inocencia reiterarla, sin embargo muchas veces nuestros miedos, nos impiden conjugar cada momento en el tiempo en que ocurren, el tiempo presente.

Carlos Juan Bianchi