viernes, 27 de noviembre de 2015

Amistad con un/una expareja

¿Pero… podemos ser amigos? Es la frase que nunca falta cuando una relación finaliza. Error.
Normalmente, la persona que deja, siente la culpabilidad y necesita curársela de alguna manera. El que es dejado se siente traicionado pero ve en la “amistad” una esperanza de volver. Otra vez el “yo interior” te engaña.
Debes ser razonable, ya que aunque pase el tiempo, esos sentimientos hacia esa persona jamás desaparecen del todo, a pesar de que la persona que lo ha dejado te diga que si, que con el tiempo seréis buenos amigos. Un comentario muy romántico, pero no es la realidad.
Eso siempre estará ahí, aunque estés con otra pareja, siempre estará ahí, ya que las personas tendemos a querer lo que no tenemos y lo que en su momento perdimos. La esperanza esta ahí.
La amistad después de una relación de pareja no existe y quien te diga lo contrario es que nunca ha estado en el lado que estás tú ahora.

A mucha gente oirás eso de: “Pues yo si tengo amigos/as Ex y nos llevamos genial…”Hazle la pregunta: “¿ Y quién dejó a quién en esas amistades que dices tener ahora ?” La respuesta siempre será la misma. “Lo dejé yo”

Eso se traduce en egoísmo por parte de la persona que lo deja, para no perder lo que tiene con el/la dejado/a, es decir, la relación pero sin sexo. Pero en una relación que se termina, no solo le toca sufrir a uno. Aquí los dos se llevarán su trozo de disgusto. Tu te quedas sin sexo y el/ella se queda sin tu compañía y amistad.

Fuente: Ruptura de Pareja (Blog)