lunes, 8 de junio de 2015

¿Cómo te gustaría que te trataran?

Si bien los sistemas técnicos cambian con rapidez, los sistemas que rigen nuestra conducta social han evolucionado muy poco y obtenemos de la vida lo que queremos sólo trabajando con los demás.

Para conservar esa perspectiva, sigue estas reglas:
Para tener un amigo hay que saber serlo. Lo que más anhela una persona es sentirse necesitada; ayuda a crear esa sensación en los demás. La mayor virtud es la bondad; no se puede amar a todas las personas pero se puede ser bondadoso con todas.
No trates de impresionar a los demás; déjalos darse el gusto de impresionarte a ti. Se entusiasta; nunca se ha logrado nada importante sin entusiasmo.
Se positivo; la gente positiva atrae a los demás, mientras que la negativa genera rechazo. Se influye más en otros escuchando que hablando. El chisme rebaja más al chismoso que a la persona de quien este habla.
Llama a las personas por su nombre. Comunica alegría. Interésate genuinamente en los demás; anímalos a hablar de sí mismos Una sonrisa no cuesta nada y rinde notables dividendos; no sólo hace que te sienta bien tu, sino que ayuda a los demás a sentirse mejor.
Se el primero en decir: ¡Hola! me da gusto verte. Como te gustaría que te trataran, así trata a los demás. Sigue esta regla de oro.

Desconozco a su autor