lunes, 19 de octubre de 2015

El amor nace con una sonrisa

El amor comienza con una sonrisa, crece con un beso y muere con una lagrima. Duele amar a alguien y no ser correspondido, pero es más doloroso amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sientes, tal vez Dios quiere que conozcamos a unas cuantas personas equivocadas antes de conocer a la persona correcta, para que al fin cuando la conozcamos, sepamos ser agradecidos por ese maravilloso regalo.

Una de las cosas mas tristes de la vida es cuando conoces a alguien que significa todo y solo para darte cuenta que al final no era para ti y lo tienes que dejar ir. Cuando la puerta de la felicidad se cierra otra puerta se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo aquélla que se cerró, que no vemos la que se ha abierto enfrente de nosotros. Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no se sabe lo que hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.

Darle a alguien todo tu amor nunca es garantía de que te amará, pero no esperes que te ame; solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona, pero si no crece, se feliz por que creció en el tuyo.

Hay cosas que te encantaría escuchar y que nunca escucharas de la persona que te gustaría que te las dijera, pero no seas sordo para no escucharlas de aquélla que las dice de su corazón. Nunca digas adiós si todavía quieres tratar, nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando, nunca le digas a una persona que ya no la amas si no la quieres dejar ir.

El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado, a aquel que cree, aunque haya sido traicionado, a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado, y aquel que tiene el coraje y la fe para construir la confianza de nuevo.

El principio del amor es dejar que aquellos que conocemos sean ellos mismos y no tratarlos de voltear a nuestra propia imagen, por que entonces solo amaremos el reflejo de nosotros mismos en ellos. Ve por alguien que te haga sonreír, porque toma tan solo una sonrisa para que una noche oscura brille como la mas radiante estrella, espero que encuentres a aquélla persona que te haga sonreír.

La brillantez del futuro siempre esta basado en un pasado olvidado, no puedes ser feliz por la vida hasta que dejes ir tus fracasos y los dolores de tu corazón y vayas de la mano de Dios.

Cuando tu naciste, tu llorabas y todos sonreían, vive tu vida de tal forma que cuando mueras, tu sonrías y todos a tu alrededor lloren.

Desconozco a su autor


Seis claves para tener bienestar

Bienestar laboral
Piensa que eres tú quien le consagra todo el tiempo al trabajo, dejando en el último lugar tu salud y bienestar general. Aprende a delegar y prepárate para trabajar en equipo. Empieza por establecer las cinco cosas más importantes que tienes que hacer en el día y no comiences con la próxima, hasta que no hayas terminado con la primera. Llevarse el trabajo a casa, incluso el fin de semana, puede afectar tus relaciones familiares.

Bienestar afectivo
Podemos tener muchos conocidos y mantener con ellos una relación amable, atenta, pero poco profunda. En cambio, cuando nos damos espacio para conocernos y compartir encontramos la afinidad, con la posibilidad de ir desarrollando un sentimiento de profunda empatía y cariño. Es muy importante tener amigos, sean familiares o no, leales y dispuestos, con quienes compartir, con los que nos sintamos libres de expresar nuestros sentimientos y sueños.

Bienestar financiero
Se refiere a cómo manejamos un recurso muy importante: el dinero. Cómo lo adquirimos y cómo lo usamos, cuánto guardamos, cuánto ahorramos. Saber la diferencia entre gastar e invertir. Cuánto disponemos para cubrir nuestras necesidades básicas y, luego, cuánto guardamos para mejorar nuestra calidad de vida y la reserva disponible para las eventualidades como quedarnos sin trabajo, perder la salud, una calamidad doméstica...

Bienestar físico
¡Si queremos ser felices, tenemos que ocuparnos de sentirnos saludables! Si quieres cambiar un hábito negativo, no será suficiente con desearlo, tienes que comenzar a actuar como si ya lo hubieras corregido. Asume el compromiso de hacerlo con determinación y responsabilidad.

Bienestar social
Se ha demostrado que aquellas personas que ayudan o le brindan algún tipo de servicio voluntario e incondicional a otros, aumentan y fortalecen la confianza en sí mismos, la autoestima y el aprecio por la vida.

Bienestar espiritual
Volvernos más espirituales nos hace más auténticos y coherentes. Darle un sentido espiritual a nuestra vida nos dará el impulso para ser más participativos en la construcción de una mejor calidad de vida para todos

Maytte Sepulveda