lunes, 2 de mayo de 2016

Claves para sentirte satisfecha con quien eres

Qué importante es tener la capacidad de agradecer los regalos esenciales que recibimos a lo largo de la vida, porque algunas veces nos quedamos anclados en el recuerdo de lo que nos hicieron, nos quitaron o no nos dieron. Pasemos la página, renovemos nuestra actitud y forma de interpretar lo que vivimos. Vibremos con los mejores sentimientos y pensamientos, especialmente con el amor y la gratitud que siempre nos impulsan y nos motivan a compartir lo mejor de cada uno de nosotros. Hoy te sugiero que busques tu bienestar y felicidad, que reconozcas y celebres el esfuerzo que has hecho para dar y compartir con otros lo mejor de ti. ¡Estoy segura de que eres una mamá especial!


Hábitos a cultivar todos los días
CADA DÍA DISFRUTA DE SER QUIEN ERES. Deja de verte al espejo para observar solo aquellos rasgos que no te gustan de ti misma y comienza a apreciar tus rasgos más agradables y armónicos, siéntete a gusto contigo misma. Es verdad que tienes limitaciones, pero también tienes talentos y capacidades; el conjunto de todas ellas te convierte en una persona única.

PERDÓNATE Y PERDONA. Eres un ser humano, puedes cometer errores y aprender de ellos sin cargar con la culpa por el resto de tu vida. Sana las heridas del pasado. El pasado negativo y doloroso muchas veces se interpone entre nosotros y la felicidad. Por esta razón es muy importante que tomes la decisión valiente de perdonar. Perdón significa la liberación de todos los recuerdos y las emociones negativas que hemos guardado a lo largo de la vida, también representa la oportunidad de sanar y liberar el resentimiento para dar espacio a nuevos y mejores sentimientos. Las heridas del corazón y del alma se mantienen abiertas a través del recuerdo. Es tiempo de pasar la página. ¿Hasta cuándo lo vas a recordar?, ¿hasta cuándo lo vas a sufrir? Perdónate y perdona a otros si fuese necesario para recuperar tu paz y tu bienestar.

TRÁTATE CON GENTILEZA. No permitas que los comentarios negativos y las frases descalificadoras de tus seres queridos o conocidos disminuyan la imagen positiva que tienes de ti. Recuerda: ninguna persona tiene poder sobre ti, a menos de que seas tú quien se lo conceda. La aceptación y el respeto hacia nosotras mismas nos permitirán alcanzar la madurez emocional y el equilibrio. Aprendamos a canalizar las emociones negativas, no nos dejemos atrapar por ninguna de ellas; evitemos permanecer afectadas por mucho tiempo.

ACÉPTATE COMO ERES. Cuando te comparas con los demás y quieres parecerte a otra persona, pierdes tu identidad. Acéptate como eres y anímate a ser auténtica en todo momento. Rescata tus valores y vive a través de ellos. Más importante que lo que los demás piensen de ti es lo que tú creas de ti misma.

CONVIÉRTETE EN TU MEJOR AMIGA. Somos nosotras quienes les enseñamos a los demás como nos van a tratar. No permitas que alguien te maltrate física o emocionalmente, mereces sentirte querida y ser tratada con respeto y gentileza. Rodéate de personas que te aprecien y quítale el poder que le das a las personas que te afectan negativamente. Siéntete a gusto en tu compañía, disfruta de la soledad y úsala como un aliado para observarte y hacer los cambios necesarios en tu forma de pensar, en tu actitud y comportamiento.

Maytte Sepúlveda