martes, 11 de diciembre de 2012

Víctima vs Responsable

El pasado miércoles realizamos un taller en Salamanca para la Asociación de Amas de Casa. En él analizamos la importancia de cómo analizar las situaciones y acontecimientos que pasan en nuestras vidas. En las vidas de todos nosotros pasan acontecimientos que en muchas ocasiones no dependen de nosotros y en otras muchas no son de nuestro agrado. Ante estos hechos muchas veces no podemos hacer nada, pero lo realmente importante es que siempre tenemos la opción de elegir nuestra respuesta. ¿Qué quiere decir todo esto? Pues que ante cualquier situación que nos pase, los seres humanos tenemos la capacidad de elegir si queremos sentirnos víctimas de esta situación o por el contrario responsables.

Nosotros entendemos en Coaching la palabra Responsabilidad del siguiente modo. Responsabilidad viene de respon-habilidad; es decir, capacidad para responder, habilidad para dar respuesta a cualquier acontecimiento.

Vamos a ver esto con un ejemplo. Imaginemos que de repente pasa algo que usted no espera en su vida y que este hecho no es agradable. Puede ser un suspenso en un examen, una mala noticia en el trabajo, tener que anular unas vacaciones, una avería en casa o en el coche… En definitiva cualquier hecho inesperado y no agradable para usted.

Ante todo esto tiene dos opciones. Primera: sentirse víctima de lo acontecido, por lo cual usted utilizará un lenguaje del tipo; ¿por qué a mí?, que mala suerte la mía, ya lo veía yo venir estando como están las cosas, es culpa de la crisis, de mi jefe… En definitiva echará la culpa a acontecimientos o a personas externas pero nunca será suya la responsabilidad.

La segunda opción es la siguiente. Ante el mismo hecho que hemos expuesto anteriormente usted puede decir: bien, esto es lo que ocurre. ¿Qué puedo hacer yo para qué la situación mejore?, ¿y para qué cambie o sea más llevadera?, ¿qué puedo hacer con lo qué está aconteciendo?, ¿cómo puedo aprender de esto para que no se vuelva a repetir? Como puede ver con este lenguaje usted se hace responsable de la situación, toma las riendas de su vida y se da poder para actuar, para hacer lo que tenga que hacer.

Por tanto a partir de ahora recuerde que en usted está la capacidad de sentirse víctima o responsable de los acontecimientos de su vida.

Coach Personal y ejecutiva
www.con-fluir.com


Directora Coordinadora del Programa Máster en Coaching Personal y Ejecutivo (UCJC) Experta en PNL Máster en Coaching (Uni. Anthony Robbins) Coach Personal y Ejecutivo y Socia fundadora de Con-fluir

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario